Software

/ 29 septiembre, 2020

Una máquina virtual es básicamente un programa que te permite simular un ordenador independiente dentro de otro ordenador. Esto permite instalar un sistema operativo sin alterar el que tienes actualmente instalado en tu equipo. Uno de los usos que le podremos dar es probar una distribución de Linux sin ser tener que modificar tu sistema operativo principal.

En este post cubriremos tanto la instalación de VirtualBox en un equipo con MS Windows, como la creación de una máquina virtual junto con la instalación pertinente de Ubuntu en esta.

Instalación de VirtualBox

El software de virtualización más popular actualmente es VirtualBox. Desarrollado por Oracle bajo una licencia GPL, nos ofrece un sistema de virtualización multiplataforma, disponible para Windows, Linux o Mac. Para descargarlo, accederemos a su página oficial y seleccionaremos nuestro sistema operativo. Si el tuyo es Linux, probablemente VirtualBox esté en los repositorios oficiales de tu distribución.

Instalación en Windows

Si tu sistema operativo es MS Windows, podrás instalarlo fácilmente siguiendo los pasos del instalador. Una vez descargado de la página anteriormente mencionada, lo ejecutaremos y pulsaremos «Next» o «Siguiente» para comenzar la instalación.

En primer lugar, nos preguntará qué características queremos instalar y dónde. En nuestro caso lo más recomendable será dejar las que nos indica el instalador por defecto, como podemos ver en la siguiente imagen. Pulsaremos de nuevo en «Next» o «Siguiente» para proceder al siguiente paso:

En segundo lugar, nos preguntará si queremos añadir un icono en el escritorio, si queremos añadirlo en la barra de tareas, etc. Esta selección es ajena al funcionamiento del programa, por lo que puedes seleccionar lo que quieras. En mi caso he seleccionado crear una entrada en el menú de Windows y «Restiger file associations» para que se establezca como predeterminado VirtualBox a la hora de abrir los archivos de su tipo:

En el siguiente paso nos preguntará si queremos proceder con las instalación. Como vemos en la siguiente imagen, VirtualBox nos avisa de que durante la instalación es posible que la conexión a internet de nuestro ordenador se pierda puntualmente, por lo que debemos asegurarnos antes de proceder de que no hay nada importante en nuestro ordenador que esté utilizando internet. Para continuar con la instalación pulse en «Yes» y posteriormente en «Install» o «Instalar»:

A lo largo de este proceso, es posible que nos aparezca una ventana para que le otorguemos al instalador permisos de administrador. Esto son los permisos necesarios que necesita Windows para permitir que se instalen programas. Se los otorgamos para poder proceder con la instalación. Luego, nos aparecerá una ventana como la de la segunda imagen, donde se nos preguntará si queremos instalar el software de dispositivo. Un software de dispositivo o driver es un «programa» que permite al sistema operativo comunicarse de forma correcta con el hardware. En este caso lo necesitaremos, por lo que pulsaremos en «Instalar»:

Una vez finalice, ya tendremos Virtual Box instalado en nuestro ordenador.

Creación e instalación de la máquina

Descarga

Ubuntu lo podemos descargar de su página oficial. Aquí podremos encontrar diferentes versiones. Actualmente, a la fecha de realización de este post, lo recomendable será instalar la versión 20.04 LTS, la cual podrás descargar desde aquí. Se descargará un archivo ISO de 2.8GB el cual posteriormente usaremos en la instalación.

Mientras se descarga el archivo, podemos proceder a crear la máquina virtual. Posteriormente realizaremos la instalación de Ubuntu.

Creación de la máquina virtual

Una vez instalado e iniciado VirtualBox, crearemos la máquina virtual pulsando el icono de «Nueva».

VirtualBox nos pedirá que introduzcamos el nombre de la máquina virtual junto con el tipo y la versión que vayamos a usar. En este caso el tipo será «Linux» y la versión será «Ubuntu (64-bit)». El nombre puedes introducir el que quieras. Este será el que te permita identificar tu máquina virtual en caso de tener más de una. Además de esto, te permite introducir la carpeta donde alojar los archivos de la máquina virtual. Puedes elegir la carpeta que quieras, en mi caso he dejado la que nos indica VirtualBox por defecto.

En el siguiente paso, debemos indicarle la memoria principal (RAM) que tendrá nuestra máquina virtual. En este caso Ubuntu recomienda escoger un tamaño mínimo de 2048MB (2GB) para sistemas virtualizados para que todo funcione correctamente.

En segundo lugar, VirtualBox nos pedirá como configurar el disco duro. En este caso crearemos un disco virtual. El resultado de este paso será creación de un archivo que simulará el disco duro de tu máquina virtual. Como podemos ver en la segunda imagen, nos preguntará que tipo de archivo de disco duro queremos usar. Todos los formatos presentados son válidos para nuestro uso. Básicamente las principales características de estos son que VDI es el formato predeterminado de VirtualBox, VMDK separa el disco en archivos de 2GB de tamaño, ya que esto es necesario para algunos sistemas de archivos y VHD tiene compatibilidad con otros sistemas de virtualización, por lo que si quieres usar la máquina en otros sistemas, esta puede ser la mejor opción para ti. En mi caso he seleccionado VDI, ya que no necesitaba de ninguna de las dos características anteriormente mencionadas de las otras alternativas. En la tercera imagen vemos el siguiente paso. Se nos presentan dos opciones para la creación del disco duro virtual. Básicamente nos pregunta si queremos que el archivo sea reservado dinámicamente, es decir, que el espacio ocupado en cada momento por la máquina virtual sea el tamaño del archivo, o que tenga un tamaño fijo en nuestro equipo en base a un tamaño seleccionado más adelante. La opción recomendada es usar el disco reservado dinámicamente para que este no esté ocupando espacio innecesario en el disco:

Como hemos destacado anteriormente, le tendremos que dar un tamaño al disco. Ubuntu recomienda usar al menos 25GB, pero esto dependerá del uso que le vayas a dar y de los archivos que vayas a guardar dentro de tu máquina virtual. En nuestro caso hemos seleccionado 30GB:

En este punto ya tenemos creada nuestra máquina virtual con las opciones seleccionadas en los pasos anteriores. En la pantalla principal podemos ver como aparecen todas las características que hemos seleccionado en el proceso de creación de la máquina, aunque nos faltan algunas cosas por configurar. Los puntos que nos quedan por completar, se configurarán en el proceso de instalación del sistema operativo. La forma de iniciar este proceso será accediendo al menú «Configuración».

Nos aparecerá un menú como este. Pulsaremos a la izquierda en «Almacenamiento». Una vez aquí, pulsaremos donde pone vacío, justo debajo de «Controlador: IDE». Nos aparecerá una sección a la derecha. Aquí pulsaremos en el disco azul de la derecha del todo y haremos click en «Seleccionar un archivo de disco». Buscaremos el archivo de Ubuntu que nos hemos descargado anteriormente y pulsaremos en «Aceptar».

Activar la virtualización

Para poder usar una máquina virtual tienes que activar la virtualización en tu equipo. Normalmente esto ya viene activado por defecto, pero no siempre es el caso. Puedes proceder con los siguientes pasos, pero si en algún momento te pide activarlo puedes buscar como hacerlo en los manuales de tu equipo, o buscar en la BIOS la opción «Intel Virtualization Technology» si tu ordenador cuenta con un procesador Intel o «SVM Mode» si tu ordenador cuenta con un procesador AMD de tu ordenador y activarlo.

Instalación del Ubuntu

El último paso para poder disfrutar de un sistema operativo Linux en nuestra máquina virtual es la instalación del sistema operativo. Para comenzar dicha instalación debemos seleccionar ,»Iniciar», teniendo marcada la máquina virtual configurada anteriormente.

Se abrirá una ventana de inicio del sistema operativo. Normalmente al principio hace un chequeo de errores en el disco. Simplemente tenemos que dejar que este termine.

Antes de iniciar la instalación, cabe destacar que puede que en algún momento no veamos el ratón fuera de la ventana de VirtualBox. Esto puede ocurrir debido a que el programa captura nuestro ratón como si perteneciese a la máquina virtual que estamos instalando. Para poder usar el ratón fuera de nuestra máquina virtual debemos pulsar la tecla «Control» de la derecha del teclado.

Cuando el chequeo termine, obtendremos la pantalla mostrada en la siguiente imagen. En ella nos pregunta si queremos probar o directamente instalar Ubuntu. Pulsaremos en probarlo y más adelante lo instalaremos. Cabe destacar que puedes elegir el idioma que prefieras seleccionándolo a la izquierda.

Se iniciará Ubuntu como vemos en la siguiente imagen. Ahora mismo lo podríamos usar como si ya estuviese instalado, pero nada de esto se nos guardaría, por lo que vamos a proceder a instalarlo. Antes de esto, para hacer más cómoda la instalación, vamos a cambiar la resolución de la ventana para poder verla a un tamaño normal. Para esto pulsaremos en los tres iconos de arriba a la derecha y en el menú desplegable que aparece pulsaremos en «Configuración» como vemos en la siguiente imagen:

Una vez se abra la configuración, en el menú de la izquierda bajaremos hasta encontrar el apartado «Monitores». Pulsaremos y nos saldrán 4 opciones que modificar. En este caso nos centraremos en la resolución, la cual puedes cambiar a tu gusto. Recomendamos usar 1024×728 ya que es una resolución aceptable para la instalación y suele ser más pequeña que la mayoría de monitores por lo que no supondrá un problema el reproducirla en una ventana.

Tras cambiar la resolución, si todo se ve correctamente, le indicamos que queremos «Mantener cambios» y cerramos la ventana de configuración.

Una vez de nuevo en el escritorio, veremos un icono llamado «Instalar Ubuntu 20.04.1 LTS». Pulsaremos sobre él para la iniciar la instalación. En el instalador como vemos en las siguientes imágenes, lo primero que nos pedirá será el idioma y la configuración del teclado. Normalmente, si estás conectado a internet ambos se detectarán automáticamente, pero si quieres otra configuración, podrás cambiarla sin ningún problema.

En el siguiente paso nos preguntará qué tipo de instalación queremos hacer. En este caso seleccionaremos la instalación normal, con actualizaciones de Ubuntu. Puede que al realizar este paso, la ventana se vuelva pequeña de nuevo. Si esto es así, sin cerrar la ventana de instalación, vuelve a realizar los pasos que se indicaron antes para cambiar la resolución.

Tras esto, el instalador nos pregunta dónde queremos instalar Ubuntu. Aquí seleccionaremos que queremos «Borrar el disco e instalar Ubuntu». Cabe destacar que esto no borrará nada del disco de tu ordenador personal, si no que borrará el disco virtual que creamos previamente en VirtualBox.

El instalador nos pedirá que indiquemos donde nos encontramos para ajustar nuestra zona horaria. Bastará con pulsar el país en el que te encuentres, para que este ajuste la zona horaria pertinente.

Como siguiente y último paso antes del inicio de la instalación, Ubuntu nos solicitará el nombre del equipo, el nombre de usuario y la contraseña. Rellenaremos el formulario e indicaremos si queremos o no poner la contraseña al iniciar una sesión. Cabe destacar que debes poner una contraseña que posteriormente recuerdes, ya que esta se necesitará para instalar programas y administrar tu sistema operativo.

Ya completado este paso, comenzará la instalación. Tendremos que esperar hasta que finalice y cuando esta termine reiniciar la máquina virtual. Al reiniciar la máquina virtual, antes de que se apague la máquina nos pedirá que extraigamos el medio de instalación y pulsemos «Enter». Como es una máquina virtual y no tenemos medio de instalación simplemente pulsaremos la tecla «Intro».

Una vez reiniciado el equipo, probablemente nos toque volver a modificar por última vez la resolución de la ventana. Para esto seguiremos los mismos pasos que hemos indicado antes.

Ya tendremos el sistema Linux instalado y completamente funcional. Ubuntu nos mostrará ahora ciertas configuraciones. Si no quieres configurar ninguno de estos servicios pulsa sobre «Omitir» y «Siguiente» en la esquina superior derecha.

Una vez llegado a este punto, ya tendrás la máquina virtual completamente funcional. No dudes en contactar con nosotros a través de los comentarios o nuestras redes sociales si tienes alguna duda.

/ 21 septiembre, 2020

Ubuntu es probablemente la distribución de Linux más conocida y con una mayor comunidad. Normalmente, la gente que se inicia en Linux siempre comienza por Ubuntu o por cualquier otra distribución basada en Debian. Debian es una de las distribuciones de Linux más antiguas y populares. Si buscamos cuáles son las distribuciones más usadas podemos ver que la gran mayoría están basadas en Debian o en el propio Ubuntu (Linux Mint, Ubuntu, MX Linux, Elementary OS…). Pero incluso con este panorama general, entre las distribuciones más usadas encontramos una que se desmarca en este aspecto, esta es Manjaro.

Manjaro es una distribución basada en Arch Linux. Arch Linux es una de las distribuciones de Linux que más libertad da al usuario, ofreciendo tras instalarla una terminal (consola de comandos) con la que podrás configurar el sistema a tu medida. Esta, suele ser una distribución para usuarios un poco más avanzados, pero Manjaro, a pesar de estar basada en Arch, ofrece un sistema listo para su uso completo tras la instalación (interfaz gráfica, configuración de red…), es decir, solo tendrás que preocuparte de una sencilla instalación para comenzar tener un sistema operativo totalmente funcional.

He de decir que tanto las distribuciones basadas en Debian como las basadas en Arch Linux son perfectas para cualquier uso. Si te estás iniciando en Linux te recomiendo iniciarte con alguna de las basadas en Debian como puede ser Ubuntu. (Aquí puedes ver como instalarlo). Si ya tienes algún conocimiento sobre Linux y has usado Ubuntu o alguna distribución similar, te invito a probar alguna distribución basada en Arch Linux como puede ser Manjaro. En mi caso, habiendo probado ambas en profundidad, decidí quedarme con Manjaro por dos razones principales:

  • Documentación de Arch Linux: La wiki de Arch Linux es inmensa. Tienen un artículo sobre cada software o programa que quieras instalar, lo que facilita mucho la solución de problemas con estos. Aun con esto, la mayoría de las distribuciones más populares tienen una documentación lo suficientemente extensa como para cubrir la mayoría de usos y problemas.
  • Repositorio de paquetes: Una gran ventaja que tienen la gran mayoría de distribuciones Linux son los repositorios de paquetes. Desde estos normalmente podrás instalar la gran mayoría de programas que vayas a necesitar. Estos repositorios en su mayoría, son gestionados por los creadores de la propia distribución, lo que hace que sean una fuente segura de instalación. Aun así, existen algunos paquetes o programas de terceros que no están recogidos en estos repositorios. En Arch Linux existe un repositorio gestionado por la comunidad (AUR) que facilita la instalación de estos paquetes.

Instalación

La mayoría de las distribuciones siguen pasos similares en su instalación, por lo que no tienes que escoger Manjaro, podrás elegir cualquiera de las mencionadas anteriormente y seguir esta instalación.

Para la instalación tendremos que descargar los archivos .iso de la página oficial. Un archivo .iso es, básicamente hablando, un archivo que recoge todos los datos y archivos necesarios para la instalación. Este no se podrá usar directamente para la instalación, tendremos que «grabarlo» en un pendrive, lo que hará que nuestro ordenador lo detecte y permita usarlo como un instalador. Para esto usaremos programas como balenaEtcher.

En cuanto a la descarga, Manjaro te permite escoger entre varios entornos de usuario. Un entorno de usuario es básicamente la interfaz que tendrá el sistema, como serán los iconos, las ventanas, etc. En mi caso he escogido GNOME. Si no sabes cual elegir, puedes buscar sobre ellos y ver cual es el que más te gusta.

Una vez tenemos el archivo .iso descargado, usaremos balenaEtcher o cualquier otro software del estilo para grabarlo en un pendrive. Para descargarlo, simplemente ve a su página oficial y pulsa sobre el botón verde de descarga.

Para grabar el pendrive tendremos que pulsar sobre «Flash from file» y seleccionar la ISO que anteriormente descargamos. En «Select target» seleccionaremos el pendrive donde queremos instalarlo. Por último, pulsaremos «Flash!». Cabe destacar que esto eliminará todos los archivos que estén almacenados en el pendrive, por lo que siempre se recomienda hacer una copia de seguridad de este.

Una vez con la ISO grabada en el pendrive, introducimos este en un puerto USB del equipo donde queremos instalarlo. Tendremos que iniciar el equipo con el pendrive como dispositivo de arranque en lugar de con el disco duro principal. Esto podremos hacerlo cambiando el dispositivo predeterminado de arranque en la BIOS o iniciando el sistema con el menú de selección de dispositivos propio de cada fabricante. Este proceso es diferente para cada equipo, podrás encontrar información de como hacerlo para los equipos de tu marca o modelo en internet.

Una vez iniciado nos aparecerá una pantalla parecida a la mostrada arriba. Aquí tendremos que seleccionar con las flechas del teclado y el «Enter» la configuración mostrada en pantalla. Básicamente tenemos que seleccionar el «lang» en es_ES y la distribución de teclado («keytable») en es.

Una vez iniciado el sistema podemos usarlo de forma normal directamente desde aquí. Puedes usar esto para probarlo y en caso de que te guste o no, instalarlo (ten en cuenta que si lo usas para probarlo nada de lo que hagas aquí se guardará, es solo una imagen de prueba). Es recomendable establecer una conexión a internet antes de comenzar la instalación para que la actualización de paquetes se realice a la par de esta. Lo podrás hacer en los iconos de arriba a la derecha.

Para comenzar la instalación pulsa en «Abrir instalador» en la ventana abierta nada más iniciar el sistema o en la propia barra de iconos.

Una vez iniciado el instalador lo primero que nos pedirá será configurar el idioma, la región y la distribución de teclado. Si has activado la conexión a internet, probablemente esto se configure por defecto, pero en cualquier caso puedes cambiarlo a tu elección.

El siguiente paso será el de la configuración de los discos. El instalador de Manjaro te dará la opción de instalarlo junto con otro sistema operativo, remplazar una partición o borrar el disco completo. En nuestro caso, solo queremos tener Manjaro en nuestro equipo, por lo que elegiremos la tercera opción (esto borrará todos los archivos del disco, por lo que será recomendable hacer una copia de seguridad primero). Al seleccionar la opción, Manjaro nos pregunta si queremos utilizar swap. En resumidas cuentas, el swap es una partición del disco usada como memoria principal (RAM) en ciertas situaciones. Esto será conveniente si tenemos poca memoria RAM en nuestro PC. En mi caso he elegido swap sin hibernación.

Una vez hecho todo esto, el instalador nos ofrecerá un resumen de todo lo que va a proceder a realizar. Si pulsamos «Siguiente» comenzará la instalación.

Una vez finalizada la instalación solo nos quedará apagar el equipo y extraer el pendrive. Tras esto, al encenderlo ya tendremos Manjaro totalmente operativo. Cabe destacar que puede que tengas que seleccionar la partición de Manjaro como la preferida a la hora de arrancar en la BIOS, para que se arranque este de forma automática.

/ 20 mayo, 2020

Con este artículo comenzamos una serie de publicaciones con el objetivo de explicar y aclarar esa gran duda que a muchos nos ronda por la cabeza cada vez que necesitamos utilizar o queremos probar Linux.

En este primer artículo, haremos una instalación sencilla de Ubuntu 20.04 en tu ordenador. Esta guía puede servirte para, por ejemplo, poner en marcha un ordenador algo antiguo, y al que quieras dar una nueva vida.

Sin más preámbulos, empezamos el viaje 😀

1. Descarga de la imagen ISO.

Lo primero que vamos a hacer es preparar un medio con el que instalar Ubuntu en el ordenador destino. En esta guia lo haremos con un pendrive USB, y necesitamos que tenga, al menos, 4 GB de capacidad.

Vamos a descargar la imagen de instalación de Ubuntu, y lo haremos desde la página oficinal. Este archivo es una imagen ISO, que tiene el sistema operativo y el instalador en su interior.

2. Preparación del USB de instalación.

En este paso, necesitaremos un programa para grabar los datos del archivo ISO descargado, en el pendrive USB.

Tanto si disponemos de un equipo con Windows como Linux o Mac OS, utilizaremos el programa BalenaEtcher, disponible para todos estos sistemas operativos.

Ten en cuenta que los datos que haya en el pendrive se borrarán, por lo que deberás hacer copia de ellos si no quieres perderlos.

Una vez descargado, lo ejecutamos y seguimos los siguientes pasos:

3. Instalación en el ordenador

Con nuestro medio de instalación ya preparado, vamos a proceder a instalarlo en el equipo destino.

¡Vamos a ello! Lo primero que haremos es conectar el pendrive USB con Ubuntu en el ordenador.

A continuación, vamos a enceder el ordenador. Necesitamos lanzar el menú de selección de arranque, para ello pulsaremos la tecla F8 del teclado (en gran parte de los fabricantes), la tecla ESC y después F9 (para equipos HP), o la tecla F12 (para equipos Lenovo).

Nos aparecerá una pantalla similar a las siguientes:

Elegiremos, si aparece, la opción UEFI USB, EFI USB Device o EFI + nombre del pendrive. Si el ordenador es un poco más antiguo, la opción de arranque EFI no existirá, y deberemos elegir la opción que indique «USB Device» o similar.

Una vez seleccionada, pulsamos enter en nuetro equipo, donde nos aparecerá la siguiente pantalla. Elegiremos «Ubuntu»:

A continuación, Ubuntu arrancará desde el pendrive:

Una vez arrancado, el instalador de Ubuntu nos pedirá elegir el idioma en el que queremos realizar la instalación y si queremos «probar ubuntu» o «instalar ubuntu». En este caso elegiremos «instalar ubuntu».

El instalador nos pedirá elegir la distribución de teclado de nuestro ordenador. Podemos seguir, en la mayoría de casos, con la elegida por el instalador, ya que hace una autodetección/autoelección basada en el idioma y configuración de hardware del equipo donde estamos instalando Ubuntu.

A continuación nos pregunta si queremos realizar una instalación normal o mínima. Recomendamos realizar una instalación normal, ya que el tamaño utilizado en disco no va a variar mucho.

También recomendamos activar la opción de «Descargar actualizaciones al instalar Ubuntu», para tener un sistema actualizado desde el primer momento, y la opción de «Instalar programas de terceros para hardware de gráficos y de wifi y formatos multimedia». Esta última opción hará que Ubuntu se instale con la última versión disponible de drivers, y componentes para la reproducción de archivos multimedia.

Tras darle a Continuar, si el ordenador donde estamos instalando Ubuntu no tiene un sistema operativo previamente instalado, nos aparecerá la siguiente pantalla:

En caso de que este equipo ya tenga una instalación previa de otro sistema operativo (p.ej. Windows 7 u otro Linux más antiguo), la pantalla de «Tipo de instalación será así:

3.1. Tipo de instalación. Única o junto a otro sistema operativo.

En este punto de la instalación, tendremos 2 posibilidades, o instalamos Ubuntu como único sistema operativo, o lo instalamos junto con el sistema operativo que actualmente se encuentre instalado en el ordenador (p.ej. Windows 7 o 10).

3.1.1. Instalación única.

Elegimos la opción de «Borrar disco e instalar Ubuntu», y pulsamos «Instalar Ahora». Antes de continuar, el instalador nos avisará de los cambios que va a realizar en el disco, ya que estos son irreversibles. Pulsamos «Continuar» y la instalación seguirá adelante:

3.1.2. Instalación junto a otro sistema operativo.

En este caso, elegimos la opción «Instalar Ubuntu junto a Windows 7». Al continuar, el instalador nos pregunta cuánto espacio queremos utilizar para Ubuntu. Recomendamos que este espacio no sea menor a 32 GB, para poder tener espacio suficiente para nuestros futuros documentos y archivos.

3.2. Configuración durante la instalación.

En la siguiente pantalla, el instalador nos pedirá en qué zona horaria nos encontramos, para configurar el reloj del sistema.

A continuación, nos pedirá un nombre de usuario y de equipo, para personalizar la instalación. Tambien nos pedirá configurar una contraseña para hacer nuestra sesión segura, y si queremos que al arrancar inice sesión automáticamente o nos pida contraseña.

Tras todos estos datos, la instalación seguirá automáticamente, descargará actualizaciones y configurará todos los componentes en nuestro equipo.

3.3. Fín de la instalación.

Una vez terminada, nos pedirá reiniciar. En la última pantalla, antes de reiniciar el equipo nos solicitará retirar el pendrive de instalación de Ubuntu del equipo:

Una vez retiremos el medio de instalación, y el equipo se haya reiniciado, Ubuntu estará instalado en nuestro ordenador.

4. Instalación completada.

A continuación, os motramos las pantallas del proceso de arranque de Ubuntu en tu renovado equipo:

¡Enhorabuena! Has conseguido instalar Ubuntu 20.04 en tu equipo. Ahora solo te queda investigar y descubrir todo lo que este magnífico sistema operativo es capaz de ofrecer.
¡El límite está en tu imaginación!

Por supuesto, estamos a tu disposición para resolver tus dudas o consultas que puedan surgir con esta guía.

/ 13 marzo, 2020

Seguro que alguna vez has tenido la necesidad de realizar una videoconferencia con varios compañeros de trabajo o una videollamada a algún amigo, y te has encontrado el problema de qué cada uno de los participantes tiene terminales, sistemas operativos o aplicaciones diferentes al del resto.

Con Jitsi podréis realizar esta comunicación sin preocuparte de incompatibilidades de software ( o terminales heterogéneos).

Jitsi es un conjunto de herramientas Open Source que te permite construir y desplegar fácilmente soluciones seguras de videoconferencia. El núcleo del proyecto lo conforman Jitsi VideoBridge y Jitsi Meet, que te permiten realizar conferencias a través de Internet. A día de hoy, Jitsi ofrece una comunidad vibrante de desarrolladores, lo que hace que muchas personas brillantes mejoren cada día esta plataforma.

Jitsi es una solución de videoconferencia completamente gratuita, de uso libre y, sobre todo, tecnológicamente robusta y avanzada. Si te preocupa en particular la privacidad de tus comunicaciones, Jitsi es tu plataforma.

Las características principales de Jitsi podemos resumirlas en:

  • A diferencia de otras tecnologías de videoconferencia, Jitsi Videobridge, el corazón de Jitsi, envía directamente la señal de audio y video de todos los participantes a cada uno de ellos, en vez de realizar una mezcla previa.
  • Como resultado de esto, Jitsi ofrece menor latencia, mejor calidad y, en caso de usar tus propios servidores, poder disfrutar de una solución más económica y escalable que otras plataformas de videoconferencia.
  • Jitsi es compatible con WebRTC, el estándar abierto para comunicación web.
  • Jitsi ofrece soporte para conceptos avanzados de envío de video, tales como simulcast, estimaciones de ancho de banda, codificado escalable de vídeo y otros.
  • Paquetes para una sencilla instalación de la plataforma de servidor en Ubuntu y Debian, aunque también está disponible para Microsoft Windows (incluyendo una versión para msi o 32bit), MAC OS X (Sin paquetes JRE Mac OS X 10.6/10.7), Ubuntu (el repositorio para Ubuntu es Repositorio Ubuntu), Debian packages (Repositorio Debian), Sistemas con paquetes RPM (repositorio rpms) y Arch Linux.

A continuación explicamos dos de los componentes principales que conforman el ecosistema de aplicaciones de Jitsi:

Jitsi Meet, videoconferencia segura, flexible y totalmente libre y gratuita.

Con Jitsi Meet podrás videochatear con todo tu equipo. De hecho, podrás invitar a quien quieras en tu conversación.

Jitsi Meet es una solución de videoconferencia con encriptación completa, 100% open source, sin límite de uso, gratuita y no necesitas crearte cuenta en ningún servicio de terceros para utilizarla.

¿Qué más puedes hacer con Jitsi Meet?

  • Comparte tu escritorio, presentaciones y mucho más.
  • Invita a tus usuarios a una conferencia, con una simple URL totalmente personalizada.
  • Edita documentos de forma colaborativa, con EtherPad.
  • Durante la videoconferencia, podrás utilizar el chat integrado para enviar mensajes, emojis o URLs a todos los participantes.

¿Como puedo utilizarlo?

Para usar Jitsi Meet solamente necesitas un navegador web moderno, como Mozilla Firefox, Google Chrome o Microsoft Edge, en tu ordenador. Si quieres utilizar tu teléfono móvil o tablet, hay aplicaciones específicas en la App Store (Apple) o Google Play (Android).

Para probar su funcionamiento, puedes entrar en meet.jit.si y crear una nueva sala de reuniones. Esta sala podrás compartirla con quien quieras realizar videoconferencia mediante una URL, te permite asegurar el acceso mediante contraseña, podrás compartir tu pantalla o la ventana de una aplicación en particular, e incluso realizar un streaming en directo hacia otras plataformas, como Youtube.

También tienes la posibilidad de instalar Jitsi Meet en tu servidor Debian o Ubuntu, con lo que disfrutareis en tu empresa o institución de una magnífica herramienta de videoconferencia corporativa open source, gratuita y segura.

En el GitHub de Jitsi-Meet podrás encontrar toda la información para poder instalar y ejecutar tu propio servidor. Si necesitas ayuda con la instalación o tienes alguna otra duda sobre el programa, no dudes en dejar tu comentario más abajo o contactarnos en nuestro Formulario de Contacto.

/ 3 septiembre, 2019

Con las pilas ya cargadas después de estas vacaciones veraniegas la Oficina de software Libre se vuelve a poner en marcha con un montón de proyectos para este curso. Lo primero que vamos a hacer es organizar el curso de formación para docentes de la Universidad de Granada, también estaremos en las jornadas de recepción de estudiantes, cerraremos la III campaña de donación de material informático de 2019, seguiremos trabajando en la creación de plantillas en formatos abiertos, y muchas cosas más .

Formación plan FIDO

La OSL organiza en uno de los cursos del plan de Formación e Innovación Docente de la Universidad de Granada,  junto con la Oficina de Trasferencia de Resultados de Investigación (OTRI). En este curso se hablará de derechos de autor, legislación, alternativas y procedimientos en la generación de materiales docentes digitales en formatos abiertos y con licencias libres.

Jornada de recepción de estudiantes

En este curso universitario, la jornada de recepción a los nuevos estudiantes de primer curso se hará los días 18 y 19 de septiembre. En Jornada,  la  OSL participará junto con el CEPRUD (Centro de Producción de Recursos para la Universidad Digital) y el CSIRC (Centro de Servicios de Informática y Redes de Comunicaciones) en el stand de la Delegación de la Rectora para la Universidad Digital. Este año se ha preparado una gymkana digital en la que si conseguís responder bien a las preguntas y seguir todos los pasos podéis llevaros algún premio. Puede que la solución de algunas de las preguntas que salgan estén resueltas en nuestra cuenta de Twitter así que no olvidéis seguirnos.

Creación de plantillas en formatos abiertos

Uno de los proyectos que ha estado llevando a cabo la oficina es la creación de plantillas para trámites administrativos tanto de estudiantes como de docentes en formatos abiertos.  Reproduciendo documentos que ya hay colgados en algunas de las páginas de los distintos centros. Este curso vamos a seguir llevando a cabo esta labor en facultades y escuelas para que cada vez más personas puedan acceder a ellos, si es que no los tienen todavía  en formato libre. Todos los formatos los realizamos con la herramienta ofimática por excelencia, en el mundo del software libre, como es LibreOffice.

III Campaña de Donación de Material Informático

Para esta III Campaña de Donación las inscripciones estarán abiertas hasta el próximo día 16 de septiembre. Para participar, tienes que ser una ONG, colegio o asociación sin ánimo de lucro, rellenar el formulario que hay en https://osl.ugr.es/donacion/ pidiendo el numero de ordenadores, pantallas y periféricos que necesitas y mandarnos tu solicitud. Una vez recibidas todas las solicitudes, se hará una lista para saber el material que se entregará a cada una de las solicitudes. Esta lista se publicará el día 23 de manera provisional y el 27 de forma definitiva. Por último, las asociaciones o centros educativos beneficiados, asistirán al taller de formación fechado el día 3 de octubre. Después del taller se hará entrega de los ordenadores, pantallas y periféricos. Para esta campaña se ha usado Xubuntu 18.04.3 LTS en el que hemos preparado un entorno con otros programas básicos de código abierto para sus diferentes usos. Como VLC para reproducir videos o LibreOffice como paquete de ofimática.

 

Estos son los proyectos con los que vamos a empezar el curso aunque durante el año haremos muchísimas cosas más. Si no quieres perderte nada y estar al día con lo que hacemos puedes seguirnos en nuestro Twitter y Facebook.

 

/ 12 abril, 2019

Os presentamos Peppermint Nine, un sistema operativo libre basado en la versión de Ubuntu 18.04 LTS. Este sistema operativo es muy ligero, por lo que podemos usarlo en ordenadores en los que las especificaciones de los componentes no sean especialmente punteras. Peppermint es una distribución de Linux basada en la tecnología Prism de Mozilla, la cual hace que esta distribución pueda integrar aplicaciones basadas en la web. Pero también nos deja instalar aplicaciones nativas del sistema Linux haciendo que este mismo sea híbrido.

Gracias al diseño híbrido de Peppermint se pueden ahorrar una cantidad de recursos bastante grande a la hora de utilizar aplicaciones web, las cuales se ejecutan en un servidor.

La versión de Peppermint Nine está pensada para soporte a corto plazo y se diferencia de las anteriores en su ligereza, además de que todavía soporta versiones para 32 bits, ventaja importante para reciclaje de equipos antiguos, que es parte del trabajo de esta Oficina.

Esta distribución tiene una herramienta propia llamada Ice, con ella se puede transformar cualquier sitio web con ayuda del navegador que utilicemos en una aplicación web, permtiéndonos más flexibilidad a la hora de trabajar.

 

También incorpora otras novedades como la herramienta Ice o el gestor de archivos Nemo. Con Ice es posible transformar un sitio web en una aplicación web, permitiendo aportar flexibilidad y la independencia del acceso a internet. Por otra parte el gestor de archivos Nemo incluye numerosos temas GTK y cambios en el interfaz para facilitar el uso intuitivo del mismo.

Nuestra contribución a su uso ha sido puesta en práctica en esta primera campaña de donación que hoy termina, puesto que ha sido la distribución elegida para instalar en

los 56 equipos que se han sido donados a centros educativos y asociaciones sin ánimo de lucro en la I campaña de donación de material informático de 2019. La hemos escogido principalmente porque es ligera y se puede instalar con 32 bits haciéndola compatible  con los distintos tipos de equipos que donamos. Pero existen otras razones, como  que la interfaz su interfaz es bastante intuitiva de cara al usuario y que incorpora herramientas básicas útiles para cualquier usuario poco experimentado. Aún así, la hemos completado con herramientas para formación como el paquete ofimático LibreOffice, la herramienta para aprender a programar con bloques por excelencia, Scratch o el navegador chromium.

Peppermint nos ha solucionado nuestras necesidades para esta campaña con una nota de 10, así que si vosotros queréis probarla y contarnos vuestra opinión, podéis ir a la página de descarga pulsando aquí. Esperamos que si estáis buscando un sistemas de características parecidas os haya servido este post.

 

Fuente: Peppermint OS 9: una distribución orientada a aplicaciones basadas en la nube

/ 18 marzo, 2019

Arial, Cambria, Verdana, seguro que alguno de estos nombres te suenan y que los habrás usado para redactar un documento o simplemente has leído un documento que los usa.

Efectivamente se tratan de fuentes tipográficas, todas instaladas en LibreOffice Writter, nuestro procesador de textos preferido.

A la hora de redactar un documento, uno de los factores más importantes es usar una fuente tipográfica clara y que facilite la lectura. Ademas, la fuente debe resaltar el contenido de nuestro texto.

Para ello, en este post, os vamos a hablar de una herramienta que nos permite crear nuestra propia fuente tipográfica a partir de cero o partiendo de una fuente tipográfica libre.

Todo esto lo vamos a poder lograr haciendo uso de «Fontforge«.

 

 

Este programa nos permite crear, modificar y convertir fuentes de contorno y de mapa de bits incluyendo: TrueType (TTF), TrueType Collection (TTC), OpenType (OTF), PostScript Type 1 , TeX Bitmap Fonts, X11 OTB bitmap (solo sfnt ), Glyph Bitmap Distribution Format (BDF), FON (Windows), FNT (Windows), y Formato de fuente abierta web (WOFF).

Además, podemos exportar e importar las fuentes a formato vectorial (SVG) y a un formato de objeto de fuente unificado (OVNI).

Con la idea de hacer más sencilla la conversión de manera automática de formatos y otra serie de tareas comunes, Fontforge incorpora dos lenguajes de script, por un lado su propio lenguaje y por otro lado Python.

Fontforge es multiplataforma y se distribuye bajo licencia GPL3.

La interfaz del programa es sencilla y no supone gran problema encontrar las diferentes opciones del programa.

La instalación del programa en sistemas Linux es muy sencilla:

Debemos añadir el repositorio sudo add-apt-repository ppa:fontforge/fontforge y a continuación ejecutar sudo apt-get update.

Finalmente, instalaremos con sudo apt-get install fontforge.

También puedes acceder a su página «FontForge» para descargarlo o consultar la documentación.

Puedes simplemente crear tu propia fuente tipográfica desde cero o descargar una de un repositorio de fuentes libres como por ejemplo fontlibrary y usar una como base para crear tu propia fuente.

Anímate a probarlo y diseña tu propia fuente.

 

/ 22 febrero, 2019

¿Pasas muchas horas usando el ordenador? ¿Has tenido que descansar  por dolor de cabeza? ¿Eres propenso a la visión borrosa o doble?. Si alguna vez te has encontrado en alguna de estas situaciones, lo que te vamos a contar a continuación seguro que te interesa:

Uno de los aspectos más importantes para aquellas personas que pasan varias horas con el ordenador es el descanso de los ojos, con el fin de prevenir la fatiga ocular, la tensión ocular o el desgaste de la retina. Si no descansamos correctamente la vista cada cierto tiempo, podemos sufrir fatiga ocular, visión borrosa, o incluso dolor ocular. Para evitar todo esto, os recomendamos el uso de Safe Eyes.

Safe Eyes es una aplicación de código abierto, que está escrita en Python y que protege nuestros ojos del cansancio y la tensión ocular. Su funcionamiento es sencillo: una vez instalado en nuestro equipo, la aplicación nos va recordando cada cierto espacio de tiempo que es necesario descansar la vista, mostrándonos diferentes ejercicios que podemos realizar y que nos van a servir para relajar nuestros ojos.

Safe Eyes nos permite establecer dos tipos de descansos: por un lado, podemos programar que las pausas sean obligatorias, teniendo que tomar un breve descanso o bien para que simplemente nos recuerde que debemos realizar una pausa, pudiendo definir un botón que nos permite omitir la pausa y realizar más adelante. De igual forma, podemos definir que las pausas sean cortas o largas, en función de lo que nuestros ojos necesiten.

 

 

Como principales características podemos destacar:

– Ejercicios para el descanso de la visión.

– Posibilidad de establecer pausas largas o cortas.

– Definir pausas opcionales o obligatorias.

– Trabaja en segundo plano.

– Notificaciones que nos avisan antes del descanso y después del mismo (de audio y notificaciones de sistema).

– Compatible con varias pantallas.

– Posibilidad de personalizar la aplicación a nuestro gusto (disponible un plugin para mostrar el tiempo).

Desde la Oficina os recomendamos instalar Safe Eyes para cuidar vuestros ojos, lo cuál podemos realizarlo desde su página web:

Descargar SafeEyes

 

 

/ 31 enero, 2019

¿Te gusta LEGO? ¿Has pasado muchas horas construyendo tus propios diseños? ¿Te aburre terminar tus diseños y tener que desmontarlos? ¿Te gusta y usas software libre?

Si has respondido sí a alguna de las preguntas anteriores, puede que te interese esta noticia.

Te presentamos LeoCAD, una aplicación que te permite diseñar cualquier cosa con las infinitas posibilidades que te ofrecen los famosos ladrillos de plástico,  además, llevar a cabo las infinitas posibilidades de construcción de los famosos «ladrillos de plástico» usando tu ordenador.

LeoCAD es un programa de diseño asistido por ordenador (CAD), que contiene más de 10.000 piezas de construcción diferentes de LEGO, en diferentes tamaños y colores. Es multiplataforma y es software libre. El código fuente del programa está disponible en GitHub, con lo que podemos participar en el desarrollo del mismo, ampliándolo, corrigiendolo o simplemente mejorándolo en algún aspecto.

Su uso es intuitivo y sencillo, tan sólo debemos seleccionar la pieza que queremos usar y la arrastramos al entorno o escritorio donde se construye tu proyecto, además, podemos cambiar el punto desde el que se muestra el prototipo que estás construyendo, rotando las piezas como si estuvieramos construyendo con nuestras propias manos.

En el sitio web de LeoCAD está disponible un pequeño tutorial que nos será de gran utilidad a la hora de usar por primera vez el programa.

Como aspectos más importantes a destacar podemos señalar:

  • Es software libre, ¡que es lo más importante!.
  • Es multiplataforma, osea que se puede usar desde los sistemas operativos más conocidos.
  • Interfaz intuitiva y fácil de usar.
  • Compatible con LDraw Standard (usa la biblioteca de piezas de LDraw) y herramientas relacionadas. Las librerías de LDraw están en constante actualización, por lo que tendremos siempre muchas opciones disponibles
  • Permite crear distintos montajes de manera individual y después unirlos todos en un mismo montaje.
  • Permite exportar las construcciones a otros formatos, como HTML,3DS, Brick Link, CSV, POV-Ray y Wavefront.
  • Es posible imprimir nuestros modelos en una impresora 3D.
  • Es posible dividir el escenario en varias secciones, facilitando la construcción.
  • Permite crear montajes complejos (más de 4000 piezas).

Además, una de las opciones más interesantes del programa es la posibilidad de llevar nuestra «construcción virtual» al mundo físico, ya que una vez finalizado el montaje, tenemos la opción de generar en formato XML una lista de las piezas usadas, lo que nos permite comprar las piezas y llevar a cabo nuestra creación.

Si estás decidido a desarrollar tus creaciones sin necesidad de desmontarlas después, puedes descargar el programa desde  aquí y consultar todas las opciones que ofrece.

/ 11 enero, 2019

El pasado 2 de enero de 2019 se publicó la versión final de Scratch 3.0.Ya se conocían algunos de los nuevos cambios producidos en este lenguaje ya que la compañía lanzó la versión alpha y beta en 2018.

¡Qué no sabes qué es Scratch!

Scratch es un lenguaje de programación visual muy popular en educación para el aprendizaje de los niños, gracias a su facilidad  e interactividad con su interfaz. También se utiliza para la enseñanza de diferentes materias usándolo como una herramienta que introduce dinamismo e innovación en las aulas.

La interfaz de Scratch online, permite la creación de proyectos software y estos proyectos pueden consultarse, modificarse o publicarse a través del mismo interfaz para que todo el mundo pueda aprender de ellos.  Los proyectos se construyen utilizando personajes a los que se les proporciona unas acciones a realizar por medio de instrucciones, que se representan por bloques, y la unión de bloques constituyen un programa.  Los programas contienen diferentes acciones de movimiento, de apariencia, sonido o acciones de control, entre otras, que permiten que las personas que lo utilizan, vean los efectos de sus programas de una forma visual y educativa.

Pero no sólo está pensado para niñas y niños, sino que cualquier persona que no sepa programar, puede empezar sus primeros avances de forma sencilla y dinámica.

¿Y qué novedades trae esta nueva versión de Scratch? 3.0

En esta nueva versión, la 3.0, se incorporan todos los cambios que ya os contamos en este post , como por ejemplo la modificación de la interfaz, nuevos bloques, nuevas herramientas para editar imágenes, nuevos personajes, fondos y sonidos; Además, en la versión final se han introducido  cambios que han mejorado el editor de programas, obteniendo una evolución más eficiente en la experiencia de la persona que lo utiliza.

Otros cambios notables son las mejoras del editor de sonidos, más intuitivo e interactivo, ya que reproduce sonidos desplazando el ratón por encima. También aparecen algunas cosas que se pueden pasar por alto, como el cambio de nombre de algunos grupos de bloques, por ejemplo el antiguo «Mis bloques» ahora se llama »Más bloques» y la disposición de los grupos de bloques ha cambiado de orden, pero no hay muchos más cambios a simple vista.

Respecto a los cambios en los bloques, se han introducido opciones adicionales para algunos de ellos, permitiendo acciones más complejas que permitirán que nuestros personajes hagan acciones determinadas al tocar «cualquier borde», o la «posición del ratón».

Pero lo que nos resulta más increible, son las posibles extensiones que se le pueden añadir, permitiendo por ejemplo que tus personajes hablen, o la conexión con extensiones como micro:bit han sido muy mejoradas.

Algunos otros cambios, nuevas fuentes, el editor de personajes es ahora vectorial mejorando la calidad de lo que se dibuja y los bloques de Video Sensing son ahora una extensión.

Pero esta versión no solo añade, sino que también ha eliminado cosillas, por ejemplo ahora no es compatible con LEGO WeDo, o con Internet Explorer, cosa que a nosotros, firmes defensores de las opciones libres, nos alegra, pero SÍ es compatible con algunas tablets y móviles, aunque solo sea para lectura.

Esta más al alcance de todos, de forma que se pueden crear y visualizar proyectos desde la tablet, ordenador o móvil, lo que lo hace más accesible.Lo que no es posible aún es editarlos en móviles.

Y por ahora esto es todo, veréis los cambios de forma práctica en nuestros próximos talleres.

Para finalizar os dejamos a modo de demostración el enlace a un proyecto, en el que podéis interactuar con el personaje.

Web Campus Infantil
Logo y enlace Web Campus Infantil 2019
Web SereIngeniera
Logo y enlace Web SereIngeniera 2018
Web Jornadas De Software Libre
Logo y enlace Web Jornadas de Software Libre 2018
Humor
Humor
Archivos
Categorías