lecciones

Tras el final del 5º campus de software libre hace más de un mes, llega el tradicional artículo de lecciones aprendidas, donde trato de hacer un resumen de lo que nos ha enseñado esta edición.
Foto de grupo final

  • Para empezar, está claro que este año hemos tenido muchos menos niños que el año pasado, como se ve en la foto. Puede ser por varias razones: se ha empezado a publicitar la matrícula muy tarde, las fechas quizás no encajaban demasiado bien a la gente, hemos suprimido el grupo de niños de hasta 16 años… De todo ello, lo que sí podemos hacer es empezar a publicitar mucho antes, así que el año que viene desde después de Semana Santa abriremos la matrícula
  • Hasta el año pasado había diversos veteranos que habían asistido a todas las ediciones; este año ha habido algunos que han repetido por 4ª vez, pero nadie, que yo sepa, por 5ª vez. Eso indica que, probablemente, sea conveniente el año que viene cambiar los contenidos.
  • Este año el espacio de recreo ha cambiado, y en vez de la zona de sombra al lado del garaje de la ETSIIT se ha usado otra zona con mesas, con lo que las tradicionales pachangas, saltos de comba y demás, se han sustituido por otros juegos menos físicos. No sé si es bueno o malo, pero lo cierto es que posiblemente el año que viene sea mejor usar las dos zonas.
  • Se ha cambiado de dos turnos a uno, lo que posiblemete ha sido una buena idea, pero es difícil de decir porque lo cierto es que ha habido mucha menos gente. En todo caso, el año que viene se mantendrá un turno.
  • El grupo de portátiles de la Junta no ha tenido prácticamente matrículas y se ha tenido que fusionar con otro, por edades. No nos metemos en las razones por las que es así, pero el año que viene no haremos un grupo diferenciado. Si alguien quiere traerse este u otro portátil, se tratará de apoyarlos técnicamente, pero no merece la pena ofertarlo
  • En general y en las encuestas, tanto los niños como los padres han estado satisfechos y también los niños. En ese sentido, usar profesores con experiencia siempre es una garantía

Todas estas lecciones auguran una 6ª edición con cambios de contenidos, un solo turno, sin grupo específico de portátiles de la Junta sino por edades, y con unos anuncios muy anteriores a junio, aunque en la UGR sólo se anuncie más tarde.

Hacer un hackathon no es fácil, pero merece la pena. Ninguno es perfecto, pero en cada uno se sacan una serie de conclusiones que nos pueden servir (aunque a veces no) para el siquiente. Cada uno es diferente, y de este hemos sacado las siguientes conclusiones.
Pablo en el discurso final.

  • Este hackathon ha sido un fracaso que en realidad ha parecido un éxito. Las fotos muestran una gran cantidad de público, y de hecho ha habido unas 50 personas más alguna que se ha pasado de forma efímera; es más del 50% de los inscritos, lo que es excepcional. Pero lo cierto es que había más personas de fuera de informática que de dentro. Si no hubiera sido por la cantidad de traductores que nos lograron traer Ruth Burbat y Eugenia Arrés, los proyectos habrían atraído uno, dos o quizás tres informáticos. Es cierto que eran muchos proyectos, pero la lección aprendida es que tenemos que intentar difundir mejor, tanto la oficina como los propios proyectos, el hackathon entre nuestros compañeros. Lo cierto es que, como ya resulta habitual, la presencia de profesorado y graduados/doctorandos de la ETSIIT ha sido nula, y si los profesores no difunden nuestras actividades entre sus alumnos, no vamos a ningún lado
  • Los créditos, como siempre, son una espada de doble filo. Aunque se han solicitado créditos para la ETSIIT, no se ha difundido este hecho, para que los créditos sean un premio a los que quieren asistir por otra razón, no para los que no tienen otra razón para asistir. Eso ha restado asistentes, claro, pero los asistentes informáticos que hemos tenido han sido entusiastas y comprometidos. Hay que mantener un equilibrio entre calidad y cantidad, y no sé si se habrá tomado la decisión correcta optando por la cantidad.
  • El año pasado comentábamos que el hackathon era para informáticos, y lo cierto es que, pese a las apariencias, sigue siendo así. Una vez más, la calidad y cantidad de gente que ha asistido de traductores oculta el fracaso por atraer personas de otras carreras. Incluso ofertando créditos para Bellas Artes, Comunicación, y haberlos solicitado en Ciencias, nadie de esas carreras se ha inscrito siquiera. Falla la comunicación, quizás, pero tampoco tenemos canales para poder publicitar cosas en cada una de las facultades, incluso en las que hemos pedido. La conclusión sigue siendo prácticamente la misma: hay que concentrarse donde sepamos que va a tener cierta repercusión.
  • La preparación de los proyectos es fundamental, y el liderazgo de los mismos también. Es esencial llegar al hackathon con ideas bien claras de lo que quieres hacer y cómo vas a hacerlo; una lista de tareas realista y que pueda ocupar a todo el mundo. La lista de tareas tiene que estar abierta para redibir a personas de toda procedencia y conocimientos; aunque lo más probable es que vengan sólo informáticos, también pueden venir de primero de grado y no saber demasiado
  • Tener siempre copia de seguridad, incluso de los procedimientos: ni siquiera se puede contar con que la Internet funcione. En esta ocasión se cayó la forja de RedIris el mismo fin de semana, y hubo que recurrir a otros métodos. Skype, Whatsapp, teléfono de dial rotatorio, todo preparado para que en caso de no poder verse físicamente el fin de semana se pueda seguir trabajando y eventualmente hacer una buena actividad en la forja
  • La formación sigue siendo imprescindible: desde alguien que explique qué es el sotware libre desde 0, hasta alguien que cuente cómo funcionan los sistemas de control de fuentes o metodologías ágiles; si varios proyectos tienen herramientas comunes(Python, Django), identifícalo y consigue que alguien dé una charla sobre el tema
  • Preved material informático para las personas que no se lo lleven: unos cuantos portátiles con software usable directamente, o un aula de prácticas que se pueda usar. Recordad que aunque todo el mundo haya recibido información al respecto, es posible que alguien, por error o simplemente porque no disponga de él, no lleve su portátil para trabajar. Si tenéis material para prestar, usadlo para esto; y comprobad previamente que esté en correcto estado de funcionamiento.

Con todas las lecciones buenas y malas aprendidas, sigue siendo una experiencia muy interesante, tanto para los del proyecto, como para los asistentes, que se convierten en cantera para participar en el concurso de software libre en años sucesivos.

Rodolfo García, U. Holguín
Terminó la (esperemos que primera y no única) !BarraLibreCamp y aunque hay muchas cosas que contar, me voy a concentrar en la organización temporal del asunto.
La principal idea de un Barcamp es que los horarios se autoorganizan. Yo (no sé si todos) tenía la idea de que la gente llegaba, se apuntaba a una hora, y ahí quedaba el tema.
Como preveíamos que hubiera un cierto pico de apuntarse la gente al principio de la mañana, elegimos Google Spreadsheet para ponerlo; un programilla en Perl que generaba los diferentes slots horarios, copia y pega, y una columna por cada uno de los ámbitos en los que se va a desarrollar la Barcamp.
Y lo cierto es que funcionó bien: puede editar cualquiera que tenga el enlace (por lo que conviene que sólo lo sepan los asistentes, para que no entre nadie de fuera para fastidiar); no sólo puedes trabajar sobre diferentes celdas, sino que también tiene un chat habilitado donde, si notas que alguien está modificando una celda, puedes resolver el conflicto o preguntar o algo.
El problema es que el horario se modifica continuamente, sobre la marcha. Una charla se extiende más de la cuenta, o resulta muy interesante, y la de más adelante se retrasa. Si está todo el mundo en la misma sala, se puede comunicar a quien venga después si le importa recolocar la charla. Si no le importa, no hay problema. Si le importa, bueno, tienes que cortar. El problema es también mantenerse informado de todos los cambios. Uno llega a ver una charla sobre recetas de lentejas libres, y se encuentra con otra sobre un wiki para construir muebles del Ikea.
Google Docs no ayuda en eso: no hay un RSS con los cambios (como suele haber en los wikis). Se puede solucionar con alguna herramienta de scraping, pero hay que hacerla. Lo dejamos como trabajo pendiente para la siguiente.
El siguiente problema es la sincronización. Inicialmente habíamos pensado en charlas de 20 minutos, talleres de media hora. Al final pusimos slots de 20 minutos para todo el mundo, pero no es suficiente, y en muchos casos la gente se pasó de la hora. Quizás 30 minutos de slot sea más razonable: entre charla y debate (que es lo interesante), es más fácil ajustarlo. Sigue sin gustarme lo de que las salas sean asíncronas, porque es más difícil cambiar, pero con menos slots tendrá que haber más espacios.
Finalmente, está claro que algunos se van a quedar sin dar su charla. Con un poco de flexibilidad se puede dar en petit comité, pero siempre es conveniente tener algún espacio que actúe como registro de overflow para que en caso necesario se use. Es decir, si has reservado n salas para charals, ten prevista n+1 que no se use salvo en caso necesario.
En resumen, yo creo que el formato es muy interesante, y da posibilidad que participe gente que de otra forma no se acercaría. Pero con experiencia y herramientas informáticas, puede salir todo mucho mejor.

Campus infantil de programación con software libre (by jmerelo)
Terminado ya el campus de SL y entregados los premios, cabe hacer una lista de las lecciones aprendidas, para que le sirva a quien quiera organizar alguna actividad por el estilo (y para nosotros mismos el año que viene)

  • Lo de los dos profesores por clase (profesor + monitor) es conveniente e incluso necesario. Un sólo profesor no puede dar clase, ayudar a los alumnos, y además guardar la disciplina. Conviene además combinar los conocimientos técnicos del profesor con los de dinamización de los monitores. En ese sentido, los monitores proporcionados por Ciempiés han sido excelentes
  • Posiblemente 27 niños por clase sean demasiados. Una cantidad más razonable son unos 20 por clase, siempre que el presupuesto lo admita. Además, hay que estar preparados para las contingencias: que se estropee un ordenador, por ejemplo
  • Debes prever desde el principio que los niños quieren llevarse a casa lo que han hecho. Si, como sucede en los laboratorios de la ETSIIT, no se pueden usar ni pendrives ni floppys ni nada, usa una cuenta de correo electrónico común
  • Haz pruebas de velocidad de todo y de carga de los ordenadores antes. Si son ordenadores antiguos puede que no aguanten a la vez el Scratch y el OpenOffice
  • Si te lo admite el presupuesto, paga a un técnico que eche una mano durante todo el curso. Si estás tú mismo a mano, hazlo tú (que ha sido el caso)
  • Prevé y presupuesta de antemano toda la documentación y material que vayas a necesitar, incluyendo los diplomas que vayas a entregar
  • Trata de estratificar por edades de la mejor forma posible
  • Dales una guía a los alumnos, o pon en una página web, cómo pueden los padres instalar en casa lo que van a dar sus hijos; si los padres son linuxeros, no hay problema, pero si no lo son, conviene que pongas enlaces para ir introduciendo así el SL a los niños
  • Que no se te olvide pedir permiso explícito a los padres si quieres hacer un reportaje fotográfico; por defecto, los niños no pueden aparecer en fotos públicas
  • Conviene que des premios al final, porque a muchos niños (sobre todo a los mayores) los anima; sigue siempre el consejo de los monitores, pero no des todos los premios “técnicos”, sino también al más simpático y cosas por el estilo
  • Que no se te olvide pedir datos de contacto reales de los padres para cuando un niño se sienta mal, que siempre hay algún caso
  • Pídele a los padres puntualidad a la hora de recoger a los niños, o bien prevé pagarle horas extras a los monitores que se queden esperándolos. Habilita también un sitio donde puedan estar haciendo alguna actividad mientras esperan. En nuestro caso ha sido el hall de la ETSIIT, porque no había nada demasiado rompible, pero posiblemente haya sitios más adecuados
  • Si vas a estar en un sitio donde pueda haber otros niños (que no es el caso de la ETSIIT) intenta que estén bien identificados, con una camiseta por ejemplo.
  • En cuanto a la camiseta, puedes intentar buscar un patrocinador (en nuestro caso ha sido Documedia); si no, prevé también el coste, y haz siempre más de la cuenta, porque las tallas no siempre se pueden prever de antemano. A los pequeños les suele venir bien la S, pero tendrás que tener también más S para los grandes, alguna XS, y quizás unas cuantas L. Haz también para los monitores, para que se los pueda identificar fácilmente
  • Que no se te olvide contratar un seguro. No tiene por qué pasar nada, pero si pasa, estás cubierto tanto tú como organizador, como los profesores, como el centro

No sé si se me queda algo en el tintero. Tenéis los apuntes y algunos programas a vuestra disposición. En principio, vamos a intentar hacer también un campus todos los años. A ver cómo lo organizamos el año que viene

Web Campus Infantil 2019
Logo y enlace Web Campus Infantil 2019
Web SereIngeniera
Logo y enlace Web SereIngeniera 2018
Web Jornadas De Software Libre
Logo y enlace Web Jornadas de Software Libre 2018
Calendario
diciembre 2019
lunes martes miércoles jueves viernes sábado domingo
25 noviembre, 2019 26 noviembre, 2019 27 noviembre, 2019 28 noviembre, 2019 29 noviembre, 2019 30 noviembre, 2019 1 diciembre, 2019
2 diciembre, 2019 3 diciembre, 2019 4 diciembre, 2019 5 diciembre, 2019 6 diciembre, 2019 7 diciembre, 2019 8 diciembre, 2019
9 diciembre, 2019 10 diciembre, 2019 11 diciembre, 2019 12 diciembre, 2019 13 diciembre, 2019 14 diciembre, 2019 15 diciembre, 2019
16 diciembre, 2019 17 diciembre, 2019 18 diciembre, 2019 19 diciembre, 2019 20 diciembre, 2019 21 diciembre, 2019 22 diciembre, 2019
23 diciembre, 2019 24 diciembre, 2019 25 diciembre, 2019 26 diciembre, 2019 27 diciembre, 2019 28 diciembre, 2019 29 diciembre, 2019
30 diciembre, 2019 31 diciembre, 2019 1 enero, 2020 2 enero, 2020 3 enero, 2020 4 enero, 2020 5 enero, 2020
Archivos
Categorías