Independientemente de la crónica (que está por escribir), solemos escribir las lecciones que hemos aprendido. Son cuatro años de experiencia, pero siempre se presentan nuevos retos y nuevas soluciones, que dejamos aquí por si a alguien le pudieran resultar de utilidad.
Clases de ofimática el lunes

  • Este año se ha extendido el campus hasta 16 años, lo que presenta sus propios problemas. Hace falta monitores especializados y con experiencia. Quizás llegar hasta 16 años haya sido excesivo y deberíamos rebajar un año (nivel ESO, como máximo) la que hemos denominado Aula Tecnológica Juvenil. En todo caso, el extenderlo hasta esa edad justifica que se haya suprimido la palabra “infantil” del nombre del campusl
  • Ha habido un desequilibrio muy grande entre los turnos; 29 en el segundo frente a 116 en el primero. Lo más probable es que se supriman los dos turnos en años sucesivos, dejándolo en sólo un turno
  • Hemos vuelto a cambiar de Ruby a Python. Posiblemente haya dado mejores resultados que el Ruby, y trabajar con PyGame ha dado lugar a grandes programas de los alumnos. Mientras que la experiencia con el lenguaje es positiva, la experiencia de cambiar de lenguaje no lo es tanto, con problemas en los profesores con menos experiencia. El año que viene mantendremos Python.
  • Los grupos en el primer turno se han dividido por letra y afinidad. En años sucesivos los haremos por edades.
  • Los grupos se deben cerrar una semana antes del campus, para evitar problemas de listas entre monitores y organización y, sobre todo, decidir realmente los recursos que se necesitan.
  • Impress, video, todo lo audiovisual da buenos resultados y a los alumnos de todas las edades les suele llamar la atención
  • Trabajar con Arduino es difícil, porque hace falta tanto enseñarles el entorno como enseñarle una serie de conceptos. Si se trabaja con los mayores en años sucesivos, tendrá que hacerse de forma exclusiva. Si no, lo mejor es suprimirlo. El Arduino ha sido uno de los fails de este año.
  • El montaje y desmontaje de ordenadores les suele resultar divertido al grupo de mayores, pero más a los niños que a las niñas. Hay que tener también cuidado y pedirle que se traigan, al menos, unos guantes para poder trabajar bien y sin peligro. Por otro lado, hay que tener bien claro que los ordenadores, aunque se monten finalmente, pueden sufrir alguna baja durante el montaje. Y también prever herramientas (tornillos) para todo el mundo y para todos los equipos (los portátiles, si los hay, necesitan de estrella pequeña)

En general, por tanto, con sus fails y todo, la experiencia ha sido positiva, y en general las encuestas tanto de niños como de padres así lo reflejan. El año que viene continuaremos, como es natural.

Una respuesta a Campus de software libre 2012: Lecciones aprendidas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Web Jornadas de Software Libre
Logo y enlace Web Jornadas de Software Libre 2018
Web SereIngeniera
Logo y enlace Web SereIngeniera 2018
Web Campus Infantil 2018
Logo y enlace Web Campus Infantil 2018
Calendario
agosto 2018
lunes martes miércoles jueves viernes sábado domingo
30 julio, 2018 31 julio, 2018 1 agosto, 2018 2 agosto, 2018 3 agosto, 2018 4 agosto, 2018 5 agosto, 2018
6 agosto, 2018 7 agosto, 2018 8 agosto, 2018 9 agosto, 2018 10 agosto, 2018 11 agosto, 2018 12 agosto, 2018
13 agosto, 2018 14 agosto, 2018 15 agosto, 2018 16 agosto, 2018 17 agosto, 2018 18 agosto, 2018 19 agosto, 2018
20 agosto, 2018 21 agosto, 2018 22 agosto, 2018 23 agosto, 2018 24 agosto, 2018 25 agosto, 2018 26 agosto, 2018
27 agosto, 2018 28 agosto, 2018 29 agosto, 2018 30 agosto, 2018 31 agosto, 2018 1 septiembre, 2018

Categoría: General10:00 pm: Inscripción JSLUGR

10:00 pm: Inscripción JSLUGR
2 septiembre, 2018
Archivos
Categorías