Logo de la OSL

Hackathon: lecciones aprendidas

Haciendo módulos y módulos (by jmerelo)Era la primera vez que se celebra un hackathon en la Universidad de Granada y merece la pena que pongamos por escrito lo que hemos aprendido por si pudiera servirle a alguien.

  • Primero, la difusión. Está claro que cuanta más difusión tenga es mejor, pero lo que es interesante es que venga gente de fuera del círculo habitual (de la facultad, vamos), de otras universidades, incluso empresas que presten algún programador/analista en plan espónsor. Eso sí, no ha participado ni un profesor (salvo servidor de ustedes), o sea que no cuentes con ellos
  • Los hackathones no son cosa de programadores sólo. En este ha sido una experiencia interesantísima contar con tres traductores, Ana, Epi y Mariano, que han traducido todo lo traducible (blogs, presentaciones, documentación, interfaz) a tres idiomas, y han ayudado además a los participantes a preparar sus programas para que sean multilingües. De la misma forma, si puedes contar con personas casi de cualquier trabajo: arquitectos, de bellas artes, empresariales, incluso biología o psicología, cada cual puede aportar su experiencia al proyecto, desde la dinámica de grupo hasta la documentación.
  • Prevé alguna forma de que nadie se quede fuera: cuenta con tres o cuatro voluntarios que vayan a los proyectos donde se haya apuntado menos gente. Hazlo tú mismo si es necesario.
  • Para los que lleven cada proyecto, ten claro desde el principio qué quieres hacer (más que qué quieres que hagan). Si no hay tareas claras, una revisión de código, refactorización, documentación, pruebas, instalación y documentación de la misma… hay decenas de tareas que se pueden proponer, y para las cuales no se necesita una cualificación especial
  • Una asistencia de unas 5 personas por proyecto es lo ideal; por encima de eso los grupos se hacen demasiado grandes. Prevé espacios para todo el mundo, y para todo el tiempo. Que se vayan el fin de semana a casa está bien, pero es mejor si al menos prevés un espacio común, con conectividad, donde puedan llevarse a cabo una puesta en común. Así no te encuentras con el problema de uno de los grupos, que se encontró que en su casa se cortaba la luz y en el bar al que fueron los echaron cuando empezó el partido.
  • Prevé también tiempo para unas tapillas de hermandad entre buenos frikis cuando acabe todo. Si tienes financiación, es uno de los eventos que debes de tratar de financiar
  • Trata de identifrikar (es decir, identificar a los frikis), vale, chiste malo, identificar a los que sean parte de la organización, los que coordinen cada proyecto, y cualquier persona que pueda ayudar en un momento determinado. Una camiseta (negra, cómo si no) es suficiente.
  • Si el registro es gratuito, cuenta con que no va a aparecer más de un 50% de los que se inscriban. Si tienes 50 inscritos y se presentan 25, ya puedes estar contento
  • Todos los proyectos deben tener bien organizadas sus herramientas de colaboración. El sistema de control de fuentes lo tendrán de por sí, pero viene siempre bien una lista de correo, wiki y todo lo demás. Pruébalos con antelación, para que no se encuentren, como en nuestro caso, que no funcionaban.
  • Para ayudar a añadir a los participantes a la forja, dile a los participantes del proyecto que hagan a las personas de la organización administradores del proyecto. De esa forma es más fácil añadir rápidamente a los participantes en cuanto que cada uno elija proyecto, y el coordinador puede dedicarse a otra cosa (nociones sobre el proyecto, las librerías que use, todo eso).
  • No hace falta que te diga que todo lo 2.0 es si no imprescindible, tremendamente útil: planet, lista Twitter, prevé un hashtag para Twitter, tags para todo el resto… que sea fácil localizar todo el material gráfico que se va generando sobre la marcha.

Todo esto son lecciones aprendidas para el siguiente Hackathon, que será posiblemente en septiembre. Tema diferente, pero las mismas ganas. Allí estaremos, dispuestos a programar Python, Java, Scala o a traducir al serbocroata.

7 Comments on “Hackathon: lecciones aprendidas”

  1. #1 Victoriano
    on mar 9th, 2010 at 9:53 pm

    Cagoenlamar, el coraje que me da no haber ido! :-P

  2. #2 Lorenzo Gil
    on mar 9th, 2010 at 11:02 pm

    Mi más sincera enhorabuena por esta experiencia. Si me llega a pillar por Granada seguramente me hubiera pasado. Me lo apuntaré para esa próxima vez que se prevee en Septiembre.

    En serio, actividades como esta son ejemplares para la difusión y el desarrollo del software libre.

    Veo que la OSL está teniendo una actividad genial que, la verdad, se echaba en falta ya que el LUG granadino lleva algún tiempo estancado.

    En fin, enhorabuena :-)

  3. #3 Alfonso E.
    on mar 10th, 2010 at 1:41 am

    La OSL cada vez más se presenta como un ejemplo de “las cosas bien hechas”. El I “hackatón” (qué palabra más fea, todo sea dicho) es un ejemplo de cómo se puede hacer que la gente se implique en un proyecto de SL, sin, en algunos casos saber programar o de qué va el proyecto. Evidentemente, la coyuntura de tener los proyectos de la fase local del CUSL ha ayudado a tener proyectos en los que colaborar, pero en el caso en el que no hubiera, también podría elegirse un proyecto más grande.

    A veces le da gana uno de volver a ser estudiante y empezar la carrera, para aprovechar estas cosas que se hacen.

    Gracias a los organizadores por la ocurrencia y por su tiempo, a los responsables de los proyectos por dirigir los cotarros y por su trabajo y aportación al SL y a los voluntarios por mojarse y por la colaboración prestada (que no habrá sido poca, estoy seguro).

  4. #4 admin
    on mar 10th, 2010 at 10:28 am

    @alfonso oye, que se puede participar sea uno lo que sea… cuento contigo para la próxima. Y a todos, gracias por los ánimos.

  5. #5 Bitacoras.com
    on mar 10th, 2010 at 2:31 pm

    Información Bitacoras.com…

    Esta anotación ha sido propuesta por un usuario para ser votada en Bitacoras.com. Para que el proceso finalice, deberás registrar tu blog en el servicio….

  6. #6 2º Hackathon de proyectos de software libre de la UGR: conclusión y lecciones aprendidas – Oficina de Software Libre de la Universidad de Granada
    on mar 7th, 2011 at 10:28 pm

    [...] de lo que estaban hace una semana , nos quedan una serie de lecciones aprendidas, que ponemos aquí igual que el año pasado. Lecciones que van dirigidas, sobre todo, a los que organicen otros hackathones, y que como [...]

  7. #7 3º Hackathon: lecciones aprendidas – Oficina de Software Libre de la Universidad de Granada
    on mar 6th, 2012 at 3:40 pm

    [...] un hackathon no es fácil, pero merece la pena. Ninguno es perfecto, pero en cada uno se sacan una serie de conclusiones que nos pueden servir (aunque a veces no) para el siquiente. Cada uno es diferente, y de este hemos [...]

Leave a Comment