hoygan

/ 28 diciembre, 2009

Esta cortina de baño con emoticones tiene dos claros consumidores. Por un lado, tenemos los hijos que están empezando a utilizar el mesenyel y que quieren expresar todas sus emociones con emoticones. Tienen que aprenderlos todos para dominar el lenguaje mesenyel. Si no, socialmente serán nos inadaptados.

Por otro lado, también tenemos a los padres de estos niños, que no tienen ni idea de internet y tienen que ponerte un poco al día, ya que no se enteran ni de la mitad. Reenviadores compulsivos de powerpoints, también necesitan conocer los distintos emoticones para no perder el tren.

Al resto, los internautas de pro, la cortina es muy sosa. Pero es un excelente regalo para un hoygan.

Fuente: No puedo creer

Web Campus Infantil
Logo y enlace Web Campus Infantil 2019
Web SereIngeniera
Logo y enlace Web SereIngeniera 2018
Web Jornadas De Software Libre
Logo y enlace Web Jornadas de Software Libre 2018
Humor
Humor
Archivos
Categorías