/ 21 de abril de 2022

¿Que es Linux?

Linux es el nombre que reciben una serie de sistemas operativos bajo la licencia GNU GPL (General Public License o Licencia Pública General de GNU)que son su mayoría gratuitos y con todo lo necesario para hacer funcionar un PC, con la peculiaridad de que podemos instalar un sistema muy ligero e ir añadiendo todo lo necesario posteriormente o según lo vayamos necesitando.

Linux es multiusuario, multitarea y multiplataforma, además puede funcionar en modo consola para un consumo mínimo de recursos, pero que también podemos hacer funcionar con entorno gráfico, instalando uno mediante comandos de terminal o adquiriendo un paquete en el que venga uno incluido. Si quieres probarlo puedes usar una máquina virtual (el programa mas conocido es virtualbox) antes de instalarlo en tu PC.

Al ser código libre podemos utilizarlo, copiarlo, modificarlo y redistribuirlo libremente para cualquier uso que queramos darle, pero siempre bajo los términos de la licencia GPL de GNU. Un ejemplo es el caso de Android, que usa el núcleo Linux pero que en este caso no tiene componentes GNU sino que está personalizado para los teléfonos móviles o tablets que lo usan.

Realmente Linux es el nombre que recibe el núcleo o kernel de este sistema operativo, para los entendidos en la materia las diferentes versiones de este sistema operativo son denominados comúnmente distros, de distribuciones, que básicamente son este núcleo del sistema al que se le han añadido aplicaciones y programas para construir un sistema operativo completo con muchas funciones. Hay distribuciones de todo tipo

Un poco de historia sobre Linux

Linux comenzó en el mundo del software libre por el año 1980 con la idea de crear un sistema operativo libre pero basado en Unix(Unix es la familia de sistemas operativos), inicialmente llamado Minix, pero que a su inventor Linus Torvalds no le gustó y acabó creando el suyo propio por el año 1991. Linus Torvalds junto con Richard Stallman han contribuido enormemente en el desarrollo de paquetes con licencia GNU han creado la Free Software Fundation que promueve el software libre y la Linux Foundation, de la que también forma parte Microsoft. El símbolo que representa a GNU es un Ñu y para Linux el simpático pingüino llamado Tux

¿Para que sirve Linux?

Linux sirve para hacer funcionar todo el hardware de un PC, ya que un ordenador no puede funcionar sin un sistema operativo y Linux es un sistema operativo gratuito. Linux está en muchos de los ordenadores que se venden sin sistema operativo, pero esto no es legal en España ya que un PC sin sistema operativo no es un PC funcional, muchos fabricantes optan por añadir una versión o distro de Linux.

Este sistema operativo también es conocido por controlar superordenadores o servidores que es donde en realidad Linux toma importancia. La mayoría de los supercomputadores más importantes del mundo usan algún sistema GNU/Linux, por lo que también sirve para controlar superordenadores con tareas específicas, gracias a su capacidad de personalización.

Este sistema operativo Linux también es muy usado como un sistema operativo Live, esto es para arrancar un PC sin necesidad de instalar ningún sistema operativo ni utilizar el del disco duro integrado. Este sistema, que suele ser bastante ligero, se carga en memoria y es de gran utilidad para la recuperación de datos y gestión de particiones en discos duros cuando ocurre una catástrofe, en este caso con alguna utilidad integrada, en alguna distro de Linux que se pueda ejecutar de manera Live, podemos intentar arreglar el desastre ocasionado o gestionar las particiones con los discos duros de una manera similar a como se hace con Diskpart, pero sin necesidad de instalar nada.

Otra de las utilidades de un sistema Linux Live es la auditoría de redes Wi-Fi, aunque fue más usado para descifrar contraseñas de redes Wi-Fi no muy seguras y conseguir internet gratis. Fue muy extendido cuando estalló el boom de las redes Wi-Fi domésticas, en muy pocos minutos, con los conocimientos necesarios (aunque luego salieron mil tutoriales en internet) y una distribución Linux live que ejecutaba la aplicación WiFiSlax, podías conseguir la contraseña de algunas redes a las que podías acceder a su conexión a internet o incluso a sus datos si tenía estos compartidos.

Linux está presente en multitud de aparatos que usamos en el día a día, como móviles Android, NAS, algunos routers, televisiones, TV Box, calculadoras o hasta el mismísimo colisionador de hadrones funciona con una distribución específica llamada Scientific Linux que finalmente ha sido sustituida por CentOS. Microsoft también ha empezado a incluir el núcleo de este sistema en Windows 10.

INSTALACIÓN DE UBUNTU

Pasos previos a la instalación: descargar la ISO y crear un USB Lo primero que necesitaremos para poder instalar Ubuntu en nuestro ordenador es descargar el sistema operativo. Este podemos encontrarlo en la página oficial de Canonical, concretamente dentro de la pestaña «Download» de la parte superior

Aquí vamos a encontrarnos con las distintas versiones de la distro que tienen soporte. Yo os recomiendo bajar la versión LTS, ya que tendrá soporte para 5 años y nos ahorrará el tener que estar actualizando a todas las versiones cada 9 meses.

Bajaremos la edición de Desktop, que es la edición para escritorio. Esta ocupará unos 2.5 GB, y se bajará al ordenador en formato ISO. Si vamos a instalar Ubuntu en una máquina virtual podremos hacerlo directamente desde la ISO. De lo contrario, tendremos que grabar la ISO a un DVD o, mejor aún, a una memoria USB. Para este proceso podremos usar el programa Rufus, que podemos bajar de aquí. Este programa nos permitirá crear una memoria USB de arranque a partir de cualquier imagen ISO

Seleccionaremos la memoria USB donde queremos grabar Ubuntu, cargaremos la ISO y en un par de minutos ya tendremos el medio de instalación creado. Eso sí, hay que tener en cuenta que durante el proceso se borrarán los datos de la memoria.

Cuando acabe el proceso, lo único que nos quedará hacer es apagar el ordenador, configurar la BIOS para que el ordenador arranque desde dicha memoria USB, y comenzará el proceso de instalación de Ubuntu

¿Vas a instalar un Dual Boot? Qué tener en cuenta

Este artículo está enfocado para usuarios que solo quieran tener instalado Ubuntu en el ordenador como sistema operativo principal. Sin embargo, si necesitamos también Windows (para trabajar, o para jugar), también podemos instalarlo junto a Ubuntu. Lo que tenemos que hacer es configurar el PC en arranque dual, o Dual Boot.

Cada sistema operativo tiene su propio gestor de arranque. Al instalar un SO, este instala su propio gestor de arranque y analiza el PC en busca de otros sistemas operativos. Si los hay, los añade a la lista de arranque. De lo contrario, lo deja tal cual.

Si no queremos problemas, recomendamos instalar Windows 10 en una partición (o un disco duro) de forma independiente a todo lo demás. Una vez que tenemos el sistema de Microsoft entonces procedemos con la instalación de Ubuntu en otro disco u otra partición. De esta manera, GRUB es el último gestor de arranque instalado, y detectará y arrancará sin problemas Windows 10

Instalar Ubuntu paso a paso

Ubuntu es un sistema operativo diseñado para arrancar en Modo Live, es decir, para cargarse en la memoria RAM desde la ISO y permitirnos probarlo sin instalar ni alterar nada del sistema. Lo primero que veremos cuando el sistema operativo acabe de cargar será una pantalla como la siguiente.

En ella tendremos que elegir nuestro idioma, y además también si queremos probar Ubuntu, o si queremos lanzar directamente el asistente de instalación. El resultado en ambos casos será el mismo, pero nosotros vamos a usar la opción de «probar» para poder cargar Ubuntu en el PC y poder usarlo mientras lo instalamos.

Los pasos para la instalación de esta distro Linux son muy sencillos. En resumen, los pasos que debemos realizar son:

  • Ejecutar el instalador.
  • Seleccionar el idioma que queremos usar.
  • Elegir la distribución de teclado.
  • Seleccionar el modo de instalación (normal o mínima).
  • Elegir si queremos bajar actualizaciones durante el proceso, o paquetes privativos de terceros.
  • Elegir cómo instalar Ubuntu en el disco (usarlo todo, o crear particiones y puntos de montaje a mano). También si queremos usar, o no, cifrado de discos.
  • Configurar la ubicación.
  • Crear el usuario (nombre, nombre del equipo, contraseña).

Vamos a ver, paso a paso, todo este proceso de instalación. Lo primero, cuando veamos el escritorio, aquí tendremos un icono llamado «Instalar Ubuntu».

Hacemos doble clic sobre él para lanzar el asistente de instalación. Lo primero que nos encontraremos será con la posibilidad de elegir el idioma del instalador, así como de leer las notas de publicación.

Continuamos, y en el siguiente paso el asistente nos permitirá configurar el idioma y distribución del teclado. Podemos elegirlo nosotros mismos de la lista, o dejar que el programa lo detecte automáticamente a través de una serie de pulsaciones.

Seguimos con la instalación. El siguiente punto nos va a permitir elegir el tipo de instalación que queremos hacer. Ubuntu nos ofrece dos tipos de instalación:

  • Normal: instala una serie de programas esenciales para poder usar la distro para todo, desde navegar hasta ofimática, juegos y multimedia.
  • Mínima: una instalación mucho más pequeña. Incluye navegador web y los paquetes mínimos necesarios para funcionar.

La opción recomendada para la mayoría de los usuarios es la instalación normal. Además, aquí también podemos elegir si queremos bajar actualizaciones a la vez que instalamos el sistema operativo, o si queremos incluir el software privativo para instalar automáticamente los drivers de la GPU o de las tarjetas Wi-Fi, además de una serie de codecs privativos

Crear particiones para Ubuntu

En el siguiente paso podremos elegir cómo instalar Ubuntu en el disco duro. Si tenemos otro sistema operativo ya instalado, el asistente nos dará la opción de instalarlo junto a él. De lo contrario, nos permitirá borrar todo el disco y configurarlo automáticamente para instalar la distro en él. Eso sí, esta segunda opción borrará todos los datos que tengamos guardados en dicho disco duro para poder darle formato y crear la tabla de particiones estándar

El asistente de instalación nos permite elegir si queremos usar un sistema de cifrado de datos, además de activar una opción experimental para usar un sistema de archivos ZFS

Si elegimos «Más opciones» en vez de utilizar todo el disco, podremos abrir el gestor de particiones de Ubuntu. Y desde aquí podremos crear las particiones que queramos usar. Esto es recomendable para usuarios que tengan cierto nivel de conocimientos. Si no los tenemos, lo mejor es optar por el modo automático.

Si elegimos el modo automático os recomendamos crear, al menos, las siguientes particiones:

  • / – Raíz de la distro Linux.
  • /home – donde guardaremos todos nuestros datos personales. Tiene que ser la partición de más tamaño.
  • /boot – lugar donde instalaremos el gestor de arranque. Cuando esté todo listo, haremos clic sobre «Instalar ahora» para comenzar el proceso de instalación. Y podremos ver un resumen con las particiones y puntos de montaje que vamos a usar.

Si todo está correcto, continuamos y comenzará la copia de los datos del sistema operativo. Pero, aunque ya se estén copiando los archivos, aún no hemos acabado de configurar Ubuntu.

Últimos pasos para terminar la instalación

Mientras se copian los datos de nuestro Ubuntu y se aplican las configuraciones seleccionadas tendremos que terminar algunas configuraciones esenciales. La primera de ellas será elegir nuestra región, dónde vivimos. Esto se usará para ajustar el sistema métrico, el huso horario y la moneda utilizada.

También tendremos que crear nuestro usuario principal. Este estará formado por un nombre de usuario, una contraseña y el nombre que queremos dar al PC en red. También podemos elegir si queremos que se inicie sesión automáticamente o no.

Listo. Ya hemos configurado Ubuntu. Ahora solo nos queda esperar a que se complete el proceso de instalación del sistema operativo. Este puede tardar más o menos según el hardware del PC y si hemos elegido bajar, o no, las actualizaciones durante este proceso. Mientras dura la instalación podremos ver algunas de las características y usos de Ubuntu.

Cuando acabe el proceso de copia de los datos podremos ver un mensaje como el siguiente que nos indicará que nuestro Ubuntu se ha instalado correctamente y que tendremos que reiniciar el PC para terminar con la instalación y poder empezar a usar este nuevo sistema operativo.

Por último, queremos recordar que el instalador de Ubuntu 21.10 va a ser algo diferente al que llevamos conociendo hasta ahora. Cuando llegue la nueva versión de la distro a su fase estable actualizaremos el tutorial para explicar cuáles son las nuevas opciones de instalación que nos ofrecerá el nuevo Ubuntu 21.10.

Qué hacer después de instalar Ubuntu

Tras reiniciar el ordenador ya tendremos nuestro Ubuntu instalado y listo para funcionar. En un principio, Ubuntu será totalmente funcional. No tendremos que hacer nada para empezar a usar este sistema operativo. Pero siempre hay algunas pequeñas recomendaciones que nos permitirán disfrutar al máximo de esta distro.

Actualizar Ubuntu

Lo primero que deberíamos hacer una vez finalizada la instalación es asegurarnos de que la distro está al día, con todos los parches instalados. Esto podemos hacerlo fácilmente abriendo un terminal y ejecutando el siguiente comando:

Las actualizaciones y los nuevos paquetes también nos aparecerán en el propio gestor de paquetes del sistema, por lo que puede que, nada más instalar Ubuntu veamos un mensaje que nos pide actualizar. Es normal, ya que, salvo la LTS, el resto de ISOs no se actualizan.

Cuando acabemos de bajar las actualizaciones ya tendremos nuestro sistema al día.

Activar los LivePatch

LivePatch es una función de Ubuntu que nos va a permitir instalar parches de seguridad en la distro «en caliente», es decir, sin tener que reiniciar el ordenador para completar el proceso de actualización. Esto es muy útil sobre todo cuando trabajamos con el PC, ya que podremos estar siempre protegidos sin necesidad de tener que interrumpir el funcionamiento del PC.

Podemos encontrar esta opción buscando «Livepatch» en el lanzador de programas. Eso sí, para poder usarlo necesitaremos una cuenta de Ubuntu One, cuenta que podemos crear de manera gratuita

Instalar los programas que queramos

Ubuntu viene por defecto con una gran cantidad de software instalado por defecto, software gracias al cual vamos a poder usar el sistema sin problemas. Sin embargo, si alguna de las aplicaciones que vienen instaladas por defecto no nos gusta (por ejemplo, Firefox), vamos a poder sustituirlas por los programas que queramos, en este caso, Google Chrome o Chromium.

Podemos bajar instaladores en formato .deb desde las webs, instalarlos a través de «apt» desde el terminal, o buscarlos en la tienda de software de Ubuntu. Las últimas versiones de Ubuntu también nos permiten instalar software a través de sus paquetes Snap.

Debemos tener en cuenta que la mayoría de los programas que vienen instalados por defecto en Ubuntu con paquetes Snap. Es más, todos aquellos que tengan una versión Snap, si los bajamos desde la GNOME Store, se bajarán directamente en este nuevo formato.

De esta manera podremos adaptar nuestro Ubuntu a nuestras necesidades, y trabajar con él de la forma más productiva posible.

Escoger el navegador

Ubuntu viene por defecto con Firefox, el navegador de Mozilla. Sin embargo, a muchos usuarios no les gusta este navegador y prefieren instalar otra alternativa, como Google Chrome o Chromium. En el caso de querer el navegador de código abierto de Google, podemos hacerlo fácilmente ejecutando lo siguiente en un terminal:

Si por el contrario queremos Google Chrome, la forma más rápida se instalar este navegador es bajarlo desde la web de Google. Concretamente la versión DEB para 64 bits. E instalarlo haciendo doble clic sobre el archivo que acabamos de bajar.

Cuando vayamos a usar el navegador, este nos preguntará si queremos usarlo por defecto. Decimos que sí, y listo.

Instalar los drivers de NVIDIA

Esta distro Linux instala por defecto los controladores de Intel y de AMD para poder aprovechar al máximo el rendimiento de estas tarjetas gráficas. Sin embargo, si nuestro PC tiene una GPU NVIDIA, Ubuntu habilitará los controladores de código abierto, que, aunque funcionan, dejan mucho que desear. Por ello, el siguiente paso si tenemos una gráfica de este fabricante será instalar los controladores.

Aunque hay varias formas de instalar los drivers de NVIDIA en Linux, la más rápida es, con el sistema y los repositorios actualizados, ejecutar el siguiente comando:

Y listo. Tras reiniciar, ya tendremos los drivers oficiales de NVIDIA listos para exprimir al máximo el rendimiento de la GPU.

Instalar Wine

Si venimos de Windows, seguramente estemos acostumbrados a usar algunos programas, como Word, o Photoshop, que, por desgracia, no están disponibles para este sistema operativo. Lo mismo ocurre si, por ejemplo, vamos a usar nuestro nuevo Ubuntu para jugar a juegos de PC, y es que la mayoría de ellos solo están disponibles para Windows, y no funcionan (en teoría) en Linux.

Por suerte, existe una herramienta que nos va a permitir ejecutar estos programas dentro de Linux como si lo hiciéramos desde el sistema operativo de Microsoft: Wine. Este software aplica una capa de compatibilidad, añadiendo las librerías DLL del sistema de Microsoft, por encima de la distro de manera que podamos ejecutar archivos .EXE, instalar programas y correr juegos sin problemas. Eso sí, debemos tener en cuenta que no nos garantiza una compatibilidad del 100% con todos los programas, y algunos pueden funcionar regular, e incluso no hacerlo.

Para instalarlo, simplemente ejecutaremos (en caso de usar un sistema de 64 bits) el siguiente comando:

Una vez instado , lo lanzamos por primera vez para completar la instalación y, cuando lo tengamos lista ya podremos empezar a instalar programas de Windows en Ubuntu, con alta probabilidad de que funcionen correctamente

Virtual Box , otra alternativa para probar

Si no os fiais de instalar ubuntu en vuestro PC por cualquier motivo , tienes las alternativa de usar este programa para instarlo sin miedo de romper el equipo , tocar cualquier configuración o hacer cualquier tipo de prueba.

Lo necesario seria seria tener virtual box instalado y buscar la ISO( he puesto la de ubuntu al final con un enlace por si queréis usarlas) del sistema operativo que quieras instalar


Una imagen de una prueba de instalación de ubuntu

CONFIGURACIÓN UTILIZADA EN LA VIRTUAL BOX

Una configuración manual por si queréis probar vosotros mismos manualmente

AQUÍ OS DEJO UN SISTEMA DE VIRTUAL BOX YA CONFIGURADO Y LISTO PARA USAR POR SI LO QUERÉIS USAR MAS RÁPIDO Y NO TENGÁIS QUE HACERLO MANUALMENTE VOSOTROS

https://osl.ugr.es/multimedia/ubuntu20.04.ova

ENLACES :

enlace descargar virtual box:

https://www.virtualbox.org/wiki/Downloads

enlace descargar ISO ubuntu :

https://ubuntu.com/download/desktop/thank-you?version=20.04.4&architecture=amd64

paginas usadas:

https://www.geeknetic.es/Linux/que-es-y-para-que-sirve

https://www.softzone.es/linux/distros/instalar-ubuntu/

Juanma Anguita Castillo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Web Campus Infantil
Logo y enlace Web Campus Infantil 2021
Web SereIngeniera
Logo y enlace Web SereIngeniera 2021
Web Jornadas De Software Libre
Logo y enlace Web Jornadas de Software Libre 2018
Humor
Humor
Archivos
Categorías